Inti Raymi: Inca invocó al Dios Sol para un futuro mejor

Cada 24 de junio, ante los primeros rayos del sol, el Inca inicia la ceremonia de agradecimiento invocando a los apus o montañas sagradas, para luego agradecer todas las bondades que brinda el Dios Sol, en la tierra, a todos los habitantes del imperio.

De esa misma manera, hoy en el Qoriqancha o templo del sol, se escenificó la ceremonia desde las primeras horas del día. Grupos del ejército de los 4 suyos y danzarines demostraban su alegría en el jardín de oro. Luego el Inca aparece por las escaleras del templo del sol seguido por todo su séquito con otros personajes que inician los primeros rituales como las ofrendas con hojas de coca, llamas, alpacas y más.

Desde el gran torreón del Qoriqancha el inca levantó la mirada y las manos hacia el sol para agredecer las cosechas, los frutos de la tierra, e invocó para un futuro mejor.

El Inti Raymi coincidía, en el tiempo de los incas, con el solsticio de invierno, justo cuando el sol se encuentra más alejado de la tierra y era el gran motivo para agradecer las bondades que brindaba a la tierra. Es además, el tiempo de agradecimiento por todo lo recibido, por los frutos de la pachamama y por la vida misma. El renacimiento del sol era muy importante y el Inca y su entorno, o séquito, reiniciaban una nueva etapa.

La programación del 24 de junio, organizada por la Empresa Municipal de Festejos del Cusco (Emufec) proseguirá con la presentación del Inca y su séquito para encontrarse con el alcalde de Cusco, Víctor Boluarte. Posteriormente todos subirán a la explanada de Saqsayhuaman para apreciar la ceremonia principal del Inti Raymi.

Agredecimiento especial:

Por: Liliana Ubidia (enviada especial al Cusco)
INFOTUR LATAM
www.infoturlatam.com

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en infotur latam