Volar con Viva a Cusco resulta una experiencia sensorial hacia el místico destino Destacado

Volar con Viva, de Lima hacia Cusco, es dejar atrás la monotonía del cielo limeño, atravesar la capa de nubes grises para descubrir un sol radiante que ilumina las nacientes montañas de una vasta cordillera, cuyo fin no podemos ver ni siquiera a 10 mil pies de altura.

En medio de la montañas, sobresalen algunos elegantes macizos de nieve que le dan al horizonte un aire de divinidad. Esto es volar hacia el corazón de un antiguo imperio. Esto es traspasar los Andes al lado de una ventana de avión durante una mañana de invierno. Esto es relajarse en un viaje que ha brindado comodidad y las facilidades para no pensar en nada más que la luz del sol sobre el paisaje.

El viaje es corto, en una hora ya se puede adivinar la cercanía del aterrizaje. El vuelo de Viva ha sido impecable, con una tripulación atenta al respeto de los protocolos de bioseguridad contra el COVID 19.

De alguna manera, he comprobado una vez más que viajar en low cost tiene más ventajas de lo que una persona imagina.Se paga solo lo que el consumidor requiere. En muchos casos, volver de Cusco implica llevar un equipaje mucho mayor al que llevo de Lima. Por tanto, era indispensable no complicarse con el peso y puede pagar por un equipaje de 23 kg. De lo demás se puede prescindir, aunque si prefiere un asiento al lado de la ventana, en el momento del check in puede elegirlo y pagar una mínima diferencia. Con todo, el costo del vuelo resultó más económico que en las aerolíneas de competencia. Gracias Viva, es hora de disfrutar de Cusco.

INFOTUR LATAM
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Valora este artículo
(0 votos)
© 2017 Infotur Perú. Todos los Derechos Reservados por GLOBALTEX PUBLICIDAD SAC

Solución web por Pumahostweb