El turbulento despegue del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), proyecto insignia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue inaugurado. El recinto se encuenta ubicado en la zona militar de Santa Lucía, en el Estado de México (Edomex). “Sí se pudo”, celenró el mandatario al dar inicio a las operaciones en el lugar. Sin embargo, lejos del festejo, organizaciones anticorrupción hicieron graves denuncias acerca del controvertido proyecto.

“El aeropuerto fue construido en la opacidad y ‘por dedazo’ de mandos militares, pues el 100% de los contratos fueron sin licitación. La Sedena ocultó cómo gastó 3 de cada 4 pesos”, inicia exlicando en un hilo de Twitter la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impounidad (MCCI), en el que enlistan una serie de artículos en los que detallan las irregularidades en la obra de López Obrador.

De igual manera, MCCI denuncia que por lo menos 10 compañías que recién se crearon en el actual sexenio se hicieron de contratos para participar en el proyecto de hasta mil 572 millones de pesos. Gramarth, mencionan, es una de esas compañías recién creadas que recibió unos cuatro contratos 5.2 millones de pesos, sin embargo, su domicilio fiscal se encuentra en un departamento de un edificio del Infonavit. Otros tres contratos, para la construcción del recinto, concedidos por el Ejército por más de 141 millones de pesos fueron dirigidos a compañías vinculadas a “factureros”.

Mientras que uno más de los proveedores, que está ligado a una empresa “fantasma” acusada de lavar dinero en Venezuela a través de envíos de toneladas de leche a un supuesto prestanombre de Nicolás Maduro, fue el encargado de vender acero para la obra, por un costo de 184 millones de pesos. Asimismo, un compañía que fue beneficiada con las 49 mil toneladas de acero desmanteladas del aeropuerto de Texcoco –el de Peña Nieto– fue también contratada por la Sedena en tema de renta de vehículos.

Otra de las irregularidades encontrada por MCCI fue que el Sindicato Libertad, cuyo líder ahora mismo se encuntra encarcelado por secuestro, extorsión y lavado de dinero, comparte el domicilio fiscal con otra a la que el SAT identificó como empresa “fantasma”, a la que se le dio un contrato millonario en este aeropuerto.

Además, MCCI destaca como el presidente mexicano ha invertido tiempo y esfuerzo en sus dichos contra la “mafia del poder”, en la que apunta al exmandatario Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). Pero el Ejército le otorgó, sin licitación, un contrato de 751 millones de pesos a una compañía dirigida por el hermano del priísta.

Uno más es el caso de otro proveedor que ya ha sido acusado de simular competencia en licitaciones, al representar a dos compañías a la vez, se hizo de cuatro contratos para rentar vehículos en el nuevo aeropuerto.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) indicaron también que prácticamente el 100% de los contratos para la costrucción del AIFA fueron dados sin la licitación necesaria. Incluso, por “dedazo” de los mandos militares, estos fueron asignados a proveedores que simplemente no tenían la experiencia necesaria o no contaban con la infraestructura que sus responsabilidades exigían.

Aunque no le dieron acceso a todos los documentos, de los que la organización revisó –unos mil 233– el 77.24% se concedieron por invitación restringida a proveedores elegidos por los militares, mientras que otro 22.765 por ciento fueron colocados por asignación directa.

MCCI solo logró obtener de parte de la Sedena los documentos de mil 233 contratos, por un total de 17 mil 385 millones de pesos, es decir, una cuarta parte de la contrucción del aeropuerto de Santa Lucía. “Los detalles de cómo se gastaron 3 de cada 4 pesos permanecen en la opacidad”, advierte la organización.

INFOTUR LATAM
www.infoturlatam.com

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en infotur latam