El color y la vida de la Batalla de las Flores en el Carnaval de Barranquilla

Solo la explosión de música y color que la Batalla de las Flores desborda puede hacer olvidar por segundos el intenso calor del Caribe colombiano. Con este inolvidable desfile cargado de magia, vida y bailes se dio inicio a los tres días principales del Carnaval de Barranquilla.

Este gran corso está cargado de una energía que hace vibrar las largas cuadras de la calle 40, el Cumbiódromo. Imposible dejar de moverse y bailar al compás de la música. La alegría del regreso del Carnaval se vive cada minuto. «Es que aquí se celebran dos carnavales en uno», ya lo había dicho ayer Valeria Charris, la reina del Carnaval, la noche de su coronación.

Los bailarines, las reinas, los reyes momos y el público en general parecen hechos para esto. Es que no puede haber mayor naturalidad ni en sus pasos ni en sus sonrisas. El cansancio no los vencerá, el ardor en sus caras tampoco. El sol solo realza la belleza de los trajes y coreografías.

Aquí no se come y apenas se bebe agua. Cada travesía va acompañada de su carrito de bebidas. El público lo tiene más difícil, pero nadie quiere moverse por no perder su asiento en las tribunas de madera y fierro que han implementado a ambos lados del pasacalle.

Las comparsas más tradicionales van acompañadas con músicos, pero la mayoría ha incorporado equipos de sonido y parlantes en sus carrozas. La fiesta es larga y nos abraza a todos.

Por: Andrea Chaman / Claudia Ugarte (enviadas especiales a Barranquilla – Colombia)
INFOTUR LATAM
www.infoturlatam.com

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en infotur latam