Diez países de Latinoamérica otorgan visas a nómadas digitales

Luego de la relajación de las restricciones sanitarias en las fronteras, la tendencia de la inmigración en Latinoamérica es facilitar la residencia temporal para atraer extranjeros y mejorar la economía. Esto es lo que señala el Informe de Tendencias Migratorias de Latinoamérica del segundo y tercer trimestres de este año de Fragomen, la empresa de inmigración más antigua del mundo.

Al menos 10 países de la región latinoamericana han implementado una visa o programa especial para nómadas digitales debido a la caída del turismo por la pandemia, según Fragomen.

Según el estudio, países como Argentina, Colombia, Costa Rica y Panamá facilitaron la solicitud de visas y brindan beneficios para los extranjeros que invierten en propiedades, bonos del gobierno u otro tipo de inversiones locales, y también para quienes buscan residencia provisional, pero tienen una relación laboral en el país de origen, los llamados nómadas digitales. Brasil, por su parte, no presentó ninguna iniciativa nueva en ese sentido.

“Al mismo tiempo que comenzamos a ver la reducción de las restricciones de entrada y de los requisitos de cuarentena en las fronteras para combatir el Covid-19, vemos una agenda de recuperación económica basada en la inmigración, incluso aprovechando las nuevas tendencias del mercado financiero, como las agendas ESG, y del mercado laboral, como el modelo de trabajo remoto”, dice la socia de Fragomen en Brasil, Diana Quintas, para quien esta ha sido una nueva tendencia en la región y que debe generar un incremento de extranjeros en los próximos años, ayudando a que la economía se recupere.

Según Fragomen, Costa Rica y Panamá han tomado medidas para atraer a estos dos tipos de visitantes en los últimos seis meses. Costa Rica aprobó una visa para que los extranjeros residan y continúen trabajando remotamente para otro país por un año, con posibilidad de renovación, y redujo el monto mínimo de US$200.000 a US$150.000 para una visa de inversionista.

Panamá, por su parte, está implementando un proyecto de ley para ofrecer nuevas categorías de visa, entre otros beneficiarios, a las academias deportivas multinacionales. Con la iniciativa, el gobierno panameño busca posicionar al país como un “hub” deportivo internacional.

También en el país, el gobierno recientemente ha comenzado a ofrecer residencia permanente a los extranjeros que hayan invertido al menos US$350.000 en reforestación y una nueva visa de corta duración (de hasta nueve meses) para trabajadores remotos.

El Salvador, luego de la adopción del bitcoin como moneda corriente, anunció que prevé nuevos desarrollos para ofrecer la residencia permanente a “Emprendedores de Criptomonedas”. Se espera que pronto se presente un proyecto de ley para su aprobación en el Congreso, según Fragomen.

Recuperación económica

Estas iniciativas siguen la tendencia mundial de que cada vez más personas puedan trabajar durante largos períodos fuera de sus países de origen. Colombia, que recientemente aprobó la Ley de Emprendimiento que crea una visa especial para nómadas digitales, tiene como objetivo convertirse en un centro de trabajo remoto. En Argentina, la capital, Buenos Aires, ha lanzado un programa para este tipo de extranjeros y debe desarrollar una categoría de visa especial como parte del programa.

“Los nómadas digitales pospandémicos no son solo las personas dispuestas a trasladarse de un país a otro para empezar de cero. Con la consolidación del trabajo remoto, muchos profesionales pueden establecer su oficina desde cualquier parte del mundo, manteniendo la misma relación laboral”, analiza Quintas.

Según Fragomen, cada vez más los países de la región están utilizando políticas de inmigración para fortalecerse regionalmente. “La integración de los migrantes tiene un papel en los planes de recuperación económica de Latinoamérica y está vinculada a otros cambios en las políticas de inmigración”.

Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú aprobaron el Estatuto Andino de Migración, que ofrecerá beneficios migratorios recíprocos a sus ciudadanos extranjeros y residentes permanentes. México y Bolivia firmaron un acuerdo bilateral para facilitar el movimiento entre los dos países y eximir a los ciudadanos bolivianos de tener una visa para ingresar a México por hasta 180 días y viceversa.

Colombia ha implementado un Permiso por Protección Temporal (PPT), categoría válida por 10 años, disponible para los ciudadanos venezolanos en el país, incluidos aquellos en situación irregular.

Brasil y Chile han implementado un nuevo proceso que permite a los ciudadanos extranjeros más tiempo para regularizar su permanencia. En Brasil, si alguien está irregular en el país a partir del 16 de marzo de 2020, no puede ser afectado hasta el 15 de marzo de 2022. En Chile, los ciudadanos extranjeros que ingresaron legalmente antes del 18 de marzo de 2020 tienen hasta el 17 de octubre de este año para regularizar su situación.

Fuente: Bloomberg Línea

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en infotur latam