Conoce la magia de los pueblos jaliscienses Talpa de Allende y Mazamitla

Como parte de la campaña de promoción «La Magia de Jalisco», la Secretaría de Turismo del Estado de Jalisco invita a visitar y disfrutar de sus nueve Pueblos Mágicos. En esta ocasión específicamente dos de ellos: Talpa de Allende y Mazamitla. Destinos que representan la riqueza y diversidad de atractivos que hay en la entidad.

Talpa de Allende

La llamada «Perla Escondida», se ubica en la Sierra Madre Occidental y es una asombrosa combinación de paisajes naturales con importantes atractivos religiosos. Aquí se encuentra el tercer Santuario Mariano más concurrido de México, recibe alrededor de 3 millones de visitantes al año. A lo largo de la ruta se construyeron estructuras, refugios y monumentos conceptuales relacionados con la fe y diseñados por arquitectos de diferentes países de renombre internacional.

Algunos de los principales atractivos de Talpa de Allende son:

Bosque de Maple: Es el más grande de Latinoamérica, con más de 56,000 hectáreas de pinos, helechos arbóreos, robles y árboles de maple. Científicos de la Universidad de Guadalajara llegaron a la conclusión de que es más rico en especies a comparación de los bosques del mismo tipo en Estados Unidos.

Santuario de la Virgen del Rosario: Construcción del siglo XVIII, es un templo cuyo interior alberga bellos vitrales y pinturas de los cuatro evangelistas, así como una recargada decoración en dorado que culmina con un retablo principal con ciprés que aloja la escultura de la Virgen de Talpa. Es una de las iglesias más visitadas en el país por peregrinos devotos.

Arco de Bienvenida: es uno de los puntos de referencia del peregrino en la entrada poniente de Talpa de Allende, que anuncia que se está por llegar al santuario.

Calzada de las Reinas: es un andador adoquinado de 600 metros al margen de la carretera, en el que se han colocado las esculturas en cantera de las Reinas Vírgenes del mundo: De Guadalupe, de la Inmaculada Concepción de San Juan de los Lagos, de la Expectación de Zapopan, de Fátima, de Lourdes, Reina de la Paz y de la Candelaria de Santa Anita.

Plaza Principal: ubicada en el centro del pueblo y a las afueras de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Talpa, es un magnífico lugar para pasar el día en compañía de la familia.

Monumento a Cristo Rey: se encuentra en la cima del centro que lleva su nombre, es una gran construcción con un mirador que es un excelente lugar para observar por completo el pueblo.

La cocina local está representada por platillos como la tradicional birria; además de gorditas, pozole, tamales, tostadas y carne con chile de tomate de milpa. También ofrece una amplia variedad de dulces tradicionales como jalea, cajeta, rollo y cuero de guayaba, orejones, guayabas pasadas, bolitas y huesitos de leche, higos y tirilla de mango.

Cabe resaltar que Talpa es una localidad en la que se elabora la raicilla, destilado con denominación de origen.

Mazamitla

Es un Pueblo Mágico imperdible, pues su bosque, clima templado y oferta de hospedaje (principalmente cabañas) hacen de éste un lugar acogedor, ideal para disfrutar de algunos días de relajación en contacto con la naturaleza. Recorrer senderos, ya sea a pie o a caballo, alejado del bullicio de las grandes ciudades; y disfrutar del paisaje y el aroma del bosque con un café o una copa de vino frente a la chimenea, son sólo algunos de los aspectos que atraen parejas o familias conocer este maravilloso pueblo.

Algunos de los puntos que debes conocer en tu visita a Mazamitla son:

Jardín Principal: Es el corazón del pueblo, con un kiosco central de madera y con jardines decorados con flores típicas de la región. En este sitio encontrarás a algunos prestadores de servicios que ofrecen tours locales.

Parroquia de San Cristóbal: Con arquitectura de influencia oriental, es sin duda el principal ícono de este Pueblo Mágico.

Andador Hidalgo: Aquí se encuentran restaurantes, tiendas de productos locales como plantas y artesanías.

Cascada El Salto: De fácil acceso, ya sea a pie, a caballo o en transporte local, es una visita obligada en Mazamitla, pues es una hermosa caída de agua en medio del bosque.

Entre los platillos típicos destaca «el bote», una preparación similar al «cocido» o caldo de res, solo que este se elabora a base de pulque y se sirve con pollo, res y cerdo. Además, se puede disfrutar de borrego al pastor, corundas, camote tatemado, jocoque, mole de olla, productos lácteos, galletas de nuez, conservas de frutas y, se considera bebida típica a los diferentes ponches de sabores frutales que se elaboran de manera artesanal.

Talpa de Allende y Mazamitla son destinos con una gran diversidad de atractivos, desde lo religioso, hasta la aventura y contacto con la naturaleza; son dos representantes ideales de lo que se puede encontrar en Jalisco.

INFOTUR LATAM
www.infoturlatam.com

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en infotur latam